Todo proyecto, sea pequeño o muy ambicioso, debe tener construidos unos pilares sólidos para que pueda sobrevivir al tiempo, al mercado y los competidores. Nosotros nos encargamos de oírte, entender tus situación y proponerte una estrategia realista que puedas aplicar durante varios años.

Para realizar nuestros nuestra labor de consultores y analistas, no tenemos en cuenta solamente los números, creemos que el factor humano es fundamental. Como trabajamos por y para personas, nuestra metodología pasa por tener empatía tanto con el cliente, como con el público final.

Estrategia de marca

Analizamos la marca desde el punto de vista estratégico y creativo. Trabajamos el naming, identificamos drivers de la categoría y apostamos por la co-creación con nuestros clientes. Encontramos áreas de mejora que permitan generar más demanda hoy y construir más lealtad para mañana.

Estrategia de marketing

Disponer de una estrategia de marketing es fundamental para cualquier proyecto. Tanto en sus vertientes online como offline, el marketing responde a preguntas tales como ‘por qué’, ‘cómo’, ‘dónde’ y ‘a quién’. Competidores, clientes, empleados, accionistas… todos tendemos a clasificar y comparar. Lo que no destaca, se olvida.

Estrategia de comunicación

Ya tienes una marca. ¿Y ahora qué? Te ayudaremos a determinar cuándo y dónde dirigir tus esfuerzos a través de un plan de comunicación estratégica. Uno de nuestros fuertes es trabajar la comunicación digital de negocios que no están asentados en el mundo on-line. También nos encargamos de contactar y gestionar tu comunicación con los medios tradiciones.

Estrategia de lanzamiento

Para trabajar juntos por el éxito de tu marca o producto es fundamental tener un exhaustivo control de los tiempo. ¿Qué mejor que a través de una metodología de trabajo dinámico con talleres para la co-creación?

Análisis estratégico del cliente

Para ofrecer algo atractivo a tu cliente debes estudiar sus gustos y hábitos. Los clientes tienen semejanzas con las empresas, como ellas son distintos entre sí pero puede agruparse por sectores. A ese estudio y clasificación se le llama segmentación. Una buena segmentación facilita el éxito empresarial.

Estudio de la competencia

Mantener los ojos cerrados frente a los rivales es uno de los errores que más frecuentemente se comete. A los competidores hay que identificarlos, conocerlos y estudiarlos. Si crees no tener competencia te equivocas, porque o no te has estudiado bien tu entorno, o tu idea no es tan buena como piensas.