Diseño de Packaging para productos de alimentación - Sirope | Agencia de Branding y creatividad

En la venta de productos alimentarios, como en otros muchos aspectos de la vida, la primera impresión es la que cuenta. En Sirope nos gusta decir que tienes 2 segundos para conquistar al consumidor. Además, tienes hacerlo en un momento crítico: cuando se encuentra junto a sus mayores competidores en la estantería del supermercado.

Está demostrado que un packaging atractivo genera mayores índices de venta. En un mercado cada vez más competitivo, el hecho de contar con un diseño atractivo y realizado por una agencia especializada en packaging marca la diferencia entre ganar o perder una venta.

¿Cuáles son las funciones del packaging?

Dependiendo el tipo de producto, el packaging va a tener unas u otras funciones. No obstante, podemos hacer un desglose general con las funciones principales:

  • Ser útil. El objetivo fundamental del packaging es contener y conservar en buen estado el producto. Tiene que ser fácil de usar, transportar y resistente a los imprevistos de su uso.
  • Informar. A través del diseño facilita la decisión de compra por parte del consumidor.  Tiene que transmitir al cliente potencial los beneficios y valores del producto.
  • Ser diferente y original. El pack distingue tu producto de la competencia.
  • Atraer. Tiene cautivar al consumidor  e incitarlo a la compra
  • Vender. Obviamente el diseño de packaging tiene que gustar a los consumidores para que estos quieran comprar el producto.
  • Acatar la normativa. Tiene que cumplir con la normativa vigente de la industria a la que pertenece.

No hay mejor carta de presentación que un diseño de packaging atractivo

Antes de diseñar hay que pensar

Un packaging existoso es el resultado de un largo proceso creativo. Creemos sinceramente que diseñar un buen packaging es mucho más que hacer un diseño bonito. Puedes informar al cliente sobre el contenido del envase pero también puedes otorgarle un valor intangible de tu marca.

Detrás de la necesidad de crear o actualizar un packaging, hay estrategias de producto que se tienen que cumplir, como hacer familia o construir marca. Para lograrlo, lo primero de todo es realizar un estudio previo del producto, el público objetivo y el mercado. Para ello, lo normal es que el Product Manager de la empresa mande un briefing del proyecto a la agencia de diseño. Un consejo para los product managers: no tengáis miedo en ser extensos. La mayor parte de los lanzamientos de productos que no alcanza los resultados esperados es por falta de información. A fin de cuentas, los diseñadores necesitamos esa información para plasmar la esencia de la marca. El brief perfecto ahonda en los siguientes puntos:

  • El producto en sí mismos. El tipo de producto y formato con el que se quiere salir al mercado determinará el formato del envase.
  • El público al que va dirigido. ¿Quién es el consumidor ideal? Cuanto más detallada sea la identificación y segmentación del público objetivo, más fácil será determinar el estilo que más les atrae. Antes de ponernos a proyectar tenemos que conocer quién es el cliente potencial de tu marca, a quién nos dirigimos y qué queremos que transmita nuestro diseño.
  • La imagen de marca. El diseño tiene que estar en consonancia con la identidad visual de la marca y el lineal de productos al que pertenece. Esto determina los colores y tipografías que se van a utilizar. Aún así, siempre recomendamos introducir elementos vanguardistas e innovadores que permitan resaltar sobre la competencia.
  • Las tendencias en el mercado. Conocer en profundidad el mercado, los competidores, el punto de venta y las necesidades de distribución es indispensable para diseñar un pack diferente y original.

“Diseño es donde la ciencia y el arte llegan a un punto de equilibrio” 

— Robin Mathew

Una vez la agencia recibe y analiza el brief llega el momento mágico de desarrollar y diseñar el pack. Una vuelta por tu supermercado y verás que en el mercado hay todo tipo de packs: algunos más innovadores, otros más clásicos, de colores vibrantes, de colores pastel, algunos que te encantan y otros que te aborrecen. Pero a fin de cuentas, todos son diferentes combinaciones de los mismos elementos.

  • Color. El aspecto cromático del diseño es muy importante ya que genera emociones y permite, la fácil identificación.
  • Forma. ¿Cuál es el formato más adecuado para su distribución?. El aspecto geométrico puede ser muy innovador. En muchos casos ha llegado a ser el factor diferencial, el que logra el éxito absoluto del producto. Como ejemplo podemos poner el lanzamiento del Tetra Brick en 1963.
  • Dimensión. El aspecto volumétrico del envase está fuertemente influenciado por el tipo de producto que tiene que contener y por el marketing. Por ejemplo, un producto con un envase mayor que los de la competencia da sensación de una mejor relación cantidad/precio, aunque en realidad el tamaño del producto sea el mismo.
  • Material. ¿Qué material es más adecuado para mi producto o servicio? El pack puede ser de cartón, plástico, cristal, etc. En la mayoría de los casos, es el propio producto el que determina qué materiales son los más adecuados. Aún así, siempre se puede innovar y buscar combinaciones diferentes.

Kaiku mix sin lactosa

 Envase de Kaiku Mix sin Lactosa

La importancia del packaging en la decisión de compra

Estamos segurxs que más de una vez has comprado productos que no necesitabas, simplemente porque te parecían “bonitos” o tenían ese je ne sais quoi, ¿verdad?. Comemos por los ojos, de ahí la importancia de invertir en packaging. Es una jugada segura a la hora de lanzar un producto al mercado o simplemente refrescar tu imagen y aumentar las ventas.

El informe de Sheena White titulado Influence of packaging on consumer buying behaviour estima que el 70% de las decisiones de compra en los supermercados se debe al packaging. Demuestra que los consumidores gastan más tiempo en aquellos productos que llaman su atención. No obstante, el comportamiento de compra de los consumidores es muy diferente dependiendo de producto a producto.

  • Compra rutinaria. Se trata de un proceso prácticamente automático, como la compra de alimentos en el supermercado. El consumidor repite la compra, no se guía por estímulos y prefiere los productos económicos. No obstante el packaging tenga poca influencia en la decisión de compra, si al consumidor le llama la atención tu producto y lo comprar, es más fácil fidelizarlo.
  • Compra con decisión limitada. Se trata de compras ocasionales como la ropa. Algunas personas realizarán una búsqueda de información extensa, aunque la mayoría, deciden de forma rápida. El consumidor se ve fuertemente influenciado por la sensación de pertenencia. En esto juega un papel muy importante el diseño del pack.
  • Compra con decisión extensa. Es el resultado de una larga búsqueda de información.  Casas, coches, ordenadores, universidades, son sólo algunos ejemplos. Todos los elementos que envuelven este tipo de compras tienen que estar muy cuidada: el packaging, la imagen de marca, la comunicación en redes sociales, etc. El envasado de estos productos tiene que resaltar los valores y virtudes del mismo para ayudar al consumidor en la toma de decisión final.
  • Compra de impulso. Se trata de productos o servicios que el consumidor no necesita, pero que por alguna razón, le cautivan y adquieren sin reflexionar mucho en ello. El diseño es la clave para seducir al comprador y el packaging el elemento de influencia más potente.. En los supermercados encontramos muchos productos que compramos por impulso: botellas de vino, galletas, chocolate, chicles, snacks etc.

Packaging para vino

Diseño de packaging para la Bodega Magalarte Zamudio 

El packaging como instrumento de marketing

En una estrategia de marketing son muchos los elementos que hay que cuidar para lograr un retorno de la inversión positivo. Todo alrededor de la marca comunica y el packaging es uno de los elementos que más perdura en la mente de los consumidores.

Es un elemento fundamental en la estrategia de marketing de la empresa. Se trata del estímulo final en el proceso de compra. Su principal objetivo es convencer al cliente potencial de su compra. Como hemos visto en el punto anterior, el pack tiene una gran capacidad de influencia en el comportamiento de compra de los clientes. Por ello, un packaging eficaz va mucho más allá de un simple almacén de producto, es un verdadero instrumento de marketing.

El packaging como canal de comunicación final entre la empresa y el público objetivo tiene la obligación de promover el producto a través del diseño. Para ello, tiene que comunicar correctamente los atributos y beneficios del producto. Un producto no existe si no es capaz de comunicar sus virtudes y sus diferencias respecto a la competencia.

Otra de las obligaciones del packaging para impulsar las acciones de marketing de la empresa es la de ser reconocible y memorable. Un packaging innovador y diferente mejora la imagen que los consumidores tienen del mismo. Las marcas se ven obligadas a desarrollar y rediseñar continuamente su packaging ya que los productos y servicios compiten en un mismo mercado donde la fórmula visual es lo que les hace marcar la diferencia.

El diseño nunca debería de decir “Mírame”. Debería de decir: “Mira esto”

— David Craib

Nueva llamada a la acción

Packaging para productos de gran consumo

El diseño del packaging es de vital importancia en los productos alimentarios. Se trata de productos destinados a un público muy amplio, de consumo regular, precios bajos y bajo beneficio por unidad vendida. Para generar beneficios es necesario un gran volúmen de venta. Artículos para el hogar como alimentación, productos de limpieza, productos de higiene personal y belleza son los claros ejemplos de este tipo de producto.

Elementos que determinan la decisión final del consumidor

Son productos con exceso de oferta respecto a la demanda, lo que provoca una lucha en el punto de venta. El consumidor tiene la necesidad de elegir fácilmente cuál comprar. No hace búsqueda de información. El pack siendo el elemento final de decisión, es de vital importancia para posicionar la marca en su nicho, ensalza los beneficios del producto y dar coherencia al mensaje. Los siguientes elementos determinan la decisión de compra en productos de gran consumo:

  • Localización. La forma e imagen gráfica del envase es lo que ayuda a que los consumidores identifiquen el producto desde lejos.
  • Fácil identificación. El etiquetado del producto tiene que identificar claramente de qué tipo de producto se trata.
  • Información extra. Además de la información obligatoria como la tabla de ingredientes, se puede añadir otro tipo de información como puede ser: modo de empleo, sugerencias de utilización, recetas etc. Genera confianza en el producto y refuerza la decisión de compra.
  • Seducción. Tiene que mantener la identidad visual de la empresa y a la vez provocar el deseo de compra en el consumidor. Esto se logra a través del diseño, pero también la información del etiquetado seduce. Palabras como bajo en calorías o baja en grasas tiene un gran poder de convencimiento en determinados targets.
  • Servicio.  Muchas veces es el servicio que hace el envase lo que otorga el valor añadido que convence al consumidor. Por ejemplo, dosificadores o minidosis.

Kaiko griego sin lactosa packaging

Desarrollo de packaging de yogures para Kaiku Griego sin Lactosa

Casos de éxito

En Sirope damos vida a los productos desarrollando el trabajo creativo del pack. Nos encargamos de facilitar el flechazo, ese amor a primera vista en el lineal. Imágenes, colores, tipos, todo ello va a formar parte de la identidad del producto. Para que una vez que lo veas, lo quieras.

Un diseño único para Kaiku

Dentro de la familia de productos Sin Lactosa de Kaiku hemos diseñado el packaging de Fresh, un hito innovador de la lechera vasca. Es un producto milkshake con una gama de sabores rompedores tales como fresa, mora, manzana y açai o té matcha, menta y canela, todo ello con 0% de materia grasa.

Para el diseño del envase nos inspiramos en ese carácter fresco y moderno del producto, dando valor a sus componentes naturales. También primó su forma de consumo: en cualquier lugar y orientado a una estacionalidad más bien estival.

Packaging-Kaiku-FRESH

El caso Orimaki

Nos gusta contar contar lo que hicimos para Orimaki, un proyecto 100% delivery. Unos de los objetivos era diseñar una identidad única. Una imagen que representase la esencia japonesa, pero sin que fuese predominantemente nipón, ya que incorpora a las recetas muchas influencias de la gastronomía latina.

Nos encargamos de la realización del naming del producto. Como referencia tomamos el origami, un elemento flexible y modelador que permite adaptarse a las circunstancias, como así lo hacen rolls o makis.

El diseño final fue un packaging original y diferente, que pudiera sorprender a los clientes. Líneas elegantes y urbanas, para un público con poder adquisitivo medio alto de Barcelona acompañado de un imagotipo que alude a la materia prima.

Para ello  acorde se utilizaron materiales de alta calidad en formatos diferentes a lo convencional.

Naming-Orimaki-sushi

La visibilidad de Kaikucol

Otro de los diseños de packaging que hemos realizado para Kaiku es Kaikucol. Un producto nuevo, sustitutivo de uno anterior que tiene que ganarse su espacio en el punto de venta.

Es por eso que en Sirope también hemos diseñado la campaña gráfica de su lanzamiento, incorporando la imagen del nuevo producto en mobiliario urbano como opis o autobuses, así como en los propios supermercados mediante stoppers publicitarios.

packs-desktop