Skip to main content

¿Qué es el CPC o Coste por Clic?

El CPC o Coste por Clic es un modelo de compra de publicidad basado en el pago de un importe por cada clic en el anuncio. La ventaja de este modelo es que el pago no se realiza en función de la audiencia del anuncio, sino del número de veces que los usuarios muestran interés en él. Tanto Google Adwords como Facebook utilizan el sistema CPC. Es un buen indicador con el que medir la rentabilidad de una campaña, ya que tiene en cuenta únicamente el número de clics que ha recibido un anuncio.

Ejemplo del CPC o coste por clic de un anuncio

Si se piensa en un caso práctico, se podría dar el ejemplo de qué es un coste por clic o CPC similar a este: Una compañía coloca un anuncio por el que el coste del clic está a 0,10 céntimos y durante la duración de la campaña, el anuncio es clicado 60 veces. Con esos datos, por muchas impresiones que haya podido ver, el coste para el anunciante será:
  • Multiplicar 0,10 x 60: 6€.

Aparte, se debe tener en cuenta que las impresiones, aunque no generen clics, sí estarán impactando sin generar coste alguno. Por lo tanto, además quizás sirva como branding content, ya que un usuario puede no haber hecho clic, pero sí se ha quedado con la marca y la busca posteriormente por su cuenta.