Skip to main content

Hablar de febrero es sinónimo de hacerlo sobre el amor, San Valentín, Eros, Aizen, Cupido, Hathor o El Corte Inglés, según la religión que quieras abrazar. Pero el amor y las relaciones van mucho más allá del ámbito afectivo e íntimo.

Amor vs Trabajo

Según algunos estudios, para mantener una relación de pareja duradera y exitosa debemos ver a nuestra “media naranja” no más de dos veces por semana (¡ojalá! pensará algunx…), ya que una frecuencia mayor puede afectarnos de forma negativa. En contraposición, pasamos de media unas 36 horas semanales en nuestro puesto de trabajo, (más del 20 % de nuestro tiempo) junto a lxs compañerxs y bajo la atenta mirada de nuestrxs jefxs. Por eso, las relaciones laborales deben ser tan sanas y motivadoras como las personales si queremos que no nos afecten de forma negativa a otros ámbitos de nuestra vida. He ahí la clave de por qué necesitamos tener estrategias de comunicación interna efectivas y bien diseñadas.

Sí, igual nos estamos poniendo muy intensitos en esto de las relaciones con nuestro puesto de trabajo pero es que, en los últimos tiempos (mucho tardaba en salir la pandemia), se ha puesto en entredicho la muchas veces inexistente comunicación interna de nuestras empresas.

Vivimos un contexto en el que las plantillas de trabajo son inestables y muchas veces se encuentran divididas entre el teletrabajo, los confinamientos o los ERTES entre otras situaciones laborales especiales y surgen incontables problemas de comunicación tanto horizontal (entre equipos) como vertical (jefxs-empleadxs) que suponen una traba más en un mercado laboral bastante complejo.

En momentos como estos… ¿a quién no le ha pasado estar trabajando con compañeros que hace semanas que no ve o incluso que no conoce?

Por ello, nos ponemos la bata de la Doctora Ochoa (una Lorena Berdún ochentera, para todos los millennials que nos están leyendo) y aprovechamos que estamos en el mes del amor para daros las claves para intentar evitar caer en esa rutina que estropea todas las relaciones, incluso las laborales, y mantener viva la llama del amor entre empresa y empleadxs.

¡Sin comunicación no hay amor posible!

Cuando quieres mantener una relación efectiva debes hablar con tu pareja de lo que sientes, de lo que siente, de lo que os preocupa y sobre todo de aquello que os hace felices para hacer crecer la relación.

Del mismo modo, en las relaciones laborales es muy importante no mirar para otro lado fingiendo que los problemas no existen porque esa actitud incrementa la inseguridad en los equipos. Cuando las dificultades aparecen, hay que sentarse y hablar, tratando de informar sobre la situación a los trabajadores y manteniendo la transparencia durante todo el proceso de la comunicación.

Para ello, en 2021 las empresas invertirán más en mensajes únicos, transparentes y directos.

Nuestro Siro-Consejo: crea un Plan Anual de Comunicación Interna donde se incluyan las pautas de actuación en la nueva normalidad. ¿Febrero ya te parece tarde? ¡Más lo será el 2022!

El respeto, principal aliado del amor.

El respeto no consiste únicamente en mantener una actitud civilizada, sino que también es una cuestión de aceptación de la manera de ser de la otra persona. Junto a la confianza, son los dos principios básicos de cualquier relación y únicamente se obtiene cuando la información entre los miembros de esa relación es clara, honesta y sincera.

Esto no quiere decir que no pueda haber desacuerdos o discusiones saludables, sino que éstas se deben afrontar desde un punto de vista adulto y respetuoso, sin dejarnos llevar por la ira y siempre dispuestxs a aprender y crecer en las diferencias.

Nuestro consejo: en las empresas actuales hay dos tipos de perfiles gestorxs: jefxs y liderxs. Lxs jefxs hablan antes de escuchar e imponen su criterio sobre cómo resolver los problemas. Lxs líderxs escuchan opiniones de sus equipos antes de hablar y preguntan para resolver los problemas. Decidir en qué lado quieres estar es únicamente tu responsabilidad.

No dejes que tu pareja se convierta en unx desconocidx

Según algunos estudios, un 68 % de las personas que acuden a terapia de pareja reconocen tener una comunicación deficitaria. Por otro lado, algunos estudios sobre el clima laboral indican que un 62 % de los problemas de las empresas tienen su raíz en una falta de comunicación. ¿Casualidad? No lo creo.

Por la inercia del día a día tendemos a perder de vista aquello que nos enamoró de la otra persona (o de la empresa) y por eso es importante mantener una comunicación continua y fluida entre las personas o los departamentos y evitar caer en equipos de personas desconectadas que se sientan desplazadas de las decisiones adoptadas por la empresa. Nosotros en Sirope nos lo marcamos como un objetivo por el que peleamos a diario.

En las relaciones todas las partes tienen mucho que aportar y la participación de todas las áreas servirá para aprovechar de forma efectiva el talento disponible en una empresa incrementando, además, el sentimiento de pertenencia.

Nuestro Siro-Consejo: crea y gestiona sistemas de repartos de tareas efectivos y colaborativos, en los que todo el mundo pueda aportar. Existen multitud de herramientas, desde las más sencillas como Trello, que facilitan de forma intuitiva el trabajo colaborativo hasta otras más complejas como CRMs hechos a medida de las necesidades de cada empresa.

Invierte en educar a lxs empleadxs y empresas en estas herramientas y ahorrarás mucho tiempo y disgustos derivados de la falta de comunicación.

Compartir las tareas del hogar, asunto clave.

Si las parejas compartieran de forma equitativa las tareas del hogar, tendrían mucho más tiempo para estar a solas. Economizarían en discusiones y altercados por las mismas obligaciones cada día. Parece obvio, ¿verdad? Para que la comunicación interna de las empresas sea efectiva debe involucrar a todos los actores: gerencia, creativos, ejecutivos de cuentas, administración, desarrollo…

Si lográramos la participación de todos ellos, se conseguirán mensajes más variados y valiosos, representarán más puntos de vista y se podrán extraer mayores beneficios. Para ello puedes ayudarte de herramientas como las encuestas, los team-building, los talleres u otras técnicas de habilidades directivas.

Nuestro Siro-Consejo: Recuerda que una buena empresa es aquella que no discrimina a ningún empleadx por ninguna causa y para hacerlo, lo más efectivo es fomentar la interacción entre compañerxs.

Dediquémonos tiempo y hagamos balance de lo nuestro.

Aprender de los errores. Aunque nuestra comunicación haya sido nefasta en el año anterior, siempre podremos revisar los errores y aciertos para tenerlos en cuenta de cara a nuestra comunicación interna de 2021. Cualquier situación adversa puede convertirse en un motor de mejora de cara al futuro.

Nuestro consejo: haz una auditoría para descubrir dónde están los puntos de fricción entre la empresa y los empleados. Aunque creas conocer los sentimientos de los empleados, siempre hay conclusiones que se pueden sacar. Te puedes ayudar de herramientas para la creación de formularios como Typeform.

No eres tú, soy yo.

Y, aunque este artículo lo hayamos escrito bajo la excusa de San Valentín, decir adiós a veces es la mejor opción. En algunos casos las personas necesitan separarse para crecer, para no depender, para evolucionar. Del mismo modo sucede en el trabajo donde con frecuencia el día a día nos lleva a ‘acostumbrarnos’ a unos tiempos que no nos permiten salir de nuestra zona de confort y crecer. Nunca debemos ver el dejar un trabajo (o que un trabajo nos deje) como un fracaso. Es más una oportunidad de seguir creciendo allá donde nos lleve nuestro futuro profesional.

Nuestro consejo: dalo todo allí donde trabajes. Haz que tus trabajadores lo den todo. Y, si en algún momento ya no hay zumo que exprimirle a la naranja, replantea los cambios necesarios. Incluso, si tienen que pasar por llevar a cabo un cambio laboral total. ¡En la adversidad es donde más se crece!

Definitivamente el amor y el trabajo están mucho más relacionados de lo que nos imaginamos. Por eso es tan importante cuidar de uno, ya que implica cuidar del otro.

Si quieres empezar una nueva relación, en Sirope siempre estamos buscando talento que nos llene el corazón y la oficina. Te ofrecemos una relación estable y duradera donde te dejaremos espacio para la creatividad. En nuestra primera cita, la casa la ponemos nosotros.